lunes, 5 de julio de 2010

5 DE JULIO DE 1811

Cuando transcurre más de un siglo después de un hecho trascendental para el nacimiento de una nación, no se vislumbra la verdadera intensidad que tuvo en su momento histórico, queda a la distancia del tiempo, para que las generaciones venideras sean sus testigos lejanos.

El 5 de julio de 1811, día de la Firma del Acta de la Independencia, como se establece oficialmente y en los libros de historia, constituye la reafirmación de los sucesos del 19 de abril de 1810, enmarcados dentro de lo que se considera la Declaración de la Independencia, aunque hay historiadores que consideran que tal declaración sería precisamente el 5 de julio del siguiente año, porque es cuando formal y jurídicamente, un grupo de Diputados del Congreso Nacional, como representantes legislativos de distintas provincias de la entonces Capitanía General de Venezuela, deciden definir las condiciones para que los ciudadanos venezolanos asuman la responsabilidad de la soberanía de la nación, incluso el Acta se habría terminado de firmar varios días después, el 18 de agosto de 1811. En fragmentos extraídos del documento original de la denominada Acta de Independencia, se puede leer lo siguiente:

...."Nosotros, aquí los representantes de las Provincias Unidas de Caracas, Cumaná, Barinas, Margarita, Barcelona, Mérida y Trujillo, que forman la Confederación Americana de Venezuela en el continente meridional, reunidos en Congreso, y considerando la plena y absoluta posesión de nuestros derechos, que recobramos justa y legítimamente desde el 19 de abril de 1810, en consecuencia de la jornada de Bayona y la ocupación del trono español por la conquista y sucesión de otra nueva dinastía constituida sin nuestro consentimiento, queremos, antes de usar de los derechos de que nos tuvo privados la fuerza, por más de tres siglos, y nos ha restituido el orden político de los acontecimientos humanos, patentizar al universo las razones que han emanado de estos mismos acontecimientos y autorizan el libre uso que vamos a hacer de nuestra soberanía".

Más adelante se lee según transcripciones del citado documento:

“Y para hacer válida, firme y subsistente esta nuestra solemne declaración, damos y empeñamos mutuamente unas provincias a otras, nuestras vidas, nuestras fortunas y el sagrado de nuestro honor nacional. Dada en el Palacio Federal y de Caracas, firmada de nuestra mano, sellada con el gran sello provisional de la Confederación, refrendada por el Secretario del Congreso, a cinco días del mes de julio del año de mil ochocientos once, el primero de nuestra independencia.”

Y posteriormente en la parte final aparecerían las siguientes líneas:

«Nosotros, pues, a nombre y con la voluntad y la autoridad que tenemos del virtuoso pueblo de Venezuela, declaramos solemnemente al mundo que sus Provincias unidas son, y de hecho y de deben ser desde hoy, de derecho, Estados libres, soberanos e independientes y que están absueltos de toda sumisión y dependencia de la Corona de España o de los que se dicen o dijeren sus apoderados o representantes...»

Es obvio que el país no fue libre y soberano hasta después de finalizada una sangrienta guerra contra el Imperio Español entre los años 1810 y 1823, el 24 de julio este último año, la Armada del Ejército Patriota derrota a un importante contingente de la Armada Imperial en la Batalla Naval del Lago de Maracaibo, con lo que el España queda, salvo algunos reductos controlados en el interior del país, derrotada militarmente.

El texto completo del Acta de la Independencia es también una exposición muy bien sustentada de principios y de motivos sobre los cuales se sustenta el proceso de emancipación no sólo de Venezuela, sino igualmente de los pueblos de América en general, por lo tanto, la fecha en que se decide redactarlo y ponerlo en vigor es fundamental para la historia del país con todas sus repercusiones y en especial para las futuras naciones hispanoamericanas. El 30 de marzo de 1845 Su Majestad la Reina Isabel II de España reconoce ante el gobierno de la República de Venezuela, su carácter de nación independiente de la Corona Española. El Dr. Cristóbal Mendoza, quien ejercía la presidencia del Congreso Constituyente del 5 de julio de 1811, es considerado de hecho el primer presidente de la naciente república americana.

  • Stumble This
  • Fav This With Technorati
  • Add To Del.icio.us
  • Digg This
  • Add To Facebook
  • Add To Yahoo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Las Falsas Independencias y sus Bicentenarios
La mayoría de acontecimientos que se usan como paradigmas de adoctrinamiento, siempre esconden una historia secreta y tienen el propósito de subvertir la realidad del pasado, desincronizándola y reprogramándola, para usarla torcidamente; con el fin de despojar derechos y bienes intrínsecos de los pueblos; eliminar competencias e instaurar autoridades en diferentes bandos, representándose estas como autónomas, pero engañosamente genuflexas a sus secretos mecenas; a quienes terminan beneficiando, para perplejidad y desconcierto de sus ingenuos seguidores.
Las independencias de los países americanos y sus falsa repúblicas, no fueron otra cosa que un nuevo instrumento de esclavización, ya no a las monarquías europeas clásicas; fue un neoesclavismo basado en el financiamiento y la deuda, en la provisión de armas y ejércitos; y para que no les faltaran razones a los pueblos para usar y depender de todo esto, también les facilitaron los idealismos de derecha y de izquierda, y hasta los del centro. Cuando supuestos nacionalistas confiesan al mundo que solo le compran armas al oriente o al occidente, descaradamente mienten; porque la banca mundial y la industria bélica de la derecha y de la izquierda en todo el mundo, es una sola. Representada por más de dos siglos por el pulpo bancario llamado: La City de Londres o la Banca Rothschild.
El fundador de la dinastía bancaria M.A. Rothschild, engendró 19 hijos, que en su mayoría fueron distribuidos en el mundo, principalmente en Europa; para encubiertamente consolidar su obtenida influencia financiera, fue la principal beneficiaria de las independencias americanas y de la misma revolución francesa o de la ridiculización de las monarquías para lograr su desmantelación en “repúblicas”; su fortuna fue producto del desfalco al príncipe Federico Guillermo III de Prusia en su exilio; y del alquiler de tropas, armas y préstamos bancarios, en guerras creadas entre Estados, con el objeto de financiar ambos bandos. Para fortalecerse más que las mismas monarquías y empezar a establecer su centro de operaciones globales, en 1806, desde Inglaterra; así la Casa Rothschild tomó encubiertamente el control de la economía de Europa y América, hasta hoy. Empezando a establecer en el mundo una nueva monarquía mundial secreta; la financiera.

El barón M.A. Rothschild profesaba:
“Denme el control sobre la moneda de una nación y no me importa quién haga sus leyes.”
Es importante destacar que hubo tres factores comunes en la iniciación de todas nuestras “repúblicas”; el primero fue la solicitud de créditos financieros por parte de todas estas nuevas naciones a la Banca Rothschild y su indefinitiva dependencia económica a ellos o el inicio del esclavismo moderno, porque prácticamente las nuevas naciones se autohipotecaron a la Bolsa de Londres; el segundo fue la provisión y presencia de armas y tropas inglesas en nuestras supuestas independencias, prueba insigne de la nueva transferencia o encubierta colonización; el tercero es que fue un proceso de “emancipación” que no tardó en quedar completamente controlado por los miembros de la Logia Masónica Lautarina, dirigida también desde Londres por redes internacionales secretas, genuinos gestores por grados, de los destinos y la consolidación de un gobierno mundial o esclavización de todos los pueblos.

Anónimo dijo...

Para no hacerlo más largo, en el caso de Venezuela, sabemos que Simón Bolívar y Andrés Bello integraron la comisión que se dirigió a Inglaterra y a la Banca Rothschild, para solicitar el financiamiento necesario en la nueva gesta. Desde joven siempre me pregunté por qué Andrés Bello no regresó mas a Venezuela, sino que desde Inglaterra se dirigió y radicó en Chile, sin estar exiliado, ahora tengo más respuestas. Bolívar y Sucre, y otros tantos “independentistas”, fueron dados de baja porque empezaron a despertar ante esta realidad, era necesario que estuviesen muertos para seguir utilizándolos como paradigmas libertarios, pero en verdad esclavizantes.
Con razón Bolívar dijo, en sus días finales: "Los que hemos trabajado por la Libertad de América, hemos arado en el mar" e igual se llamó a si mismo majadero; que significa: Necio, ignorante, imprudente, presuntuoso. Nos quiso confesar que no fue nuestro libertador sino nuestro esclavizador a los poderes invisibles de la Banca Mundial. Pero Simón Bolívar tiene su honra, a pesar de su ingenuidad, porque cuando despertó, reconoció con dignidad su condición de utilizado y le costó la vida; pero, actuales líderes nacionales y mundiales, que por pertenecer a las logias mundiales, saben todo este engaño, continúan manipulando a sus pueblos en nombre de estos próceres y sus supuestas independencias, para entregarlos finalmente como esclavos a sus padrinos de alto grado.
La constante divulgación de las emancipaciones y la presunción de repúblicas, son una manipulación histórica mas, y la utilización más descarada del sentimiento independentista y republicano; principalmente con la creación de falsos próceres y actuales libertadores, para ideologizar instituciones y milicias, convirtiéndolos en verdaderos caballos de Troya; para el establecimiento y consolidación de la neomonarquía financiera mundial; para terminar de establecer en todos los pueblos sus dominios económicos y políticos.
Esta exposición es producto de una serie de trabajos de investigación política, publicados transitoriamente en la página de estudios históricos y teológicos: http://www.cronicabiblica.com/, transferidos de forma completa a: http://www.lucasblancoacosta.com, página que he habilitado para estos menesteres políticos y para presentar 95 propuestas, promoviendo actualmente su nutrición y apoyo, en la conformación de un bloque nacional en toda Venezuela, que sea producto de alianzas de candidaturas independientes a la nueva Asamblea Nacional Venezolana, a elegirse el próximo 26 de septiembre de 2010.
En esta naciente página web, en el enlace: Carta Para Venezuela solicito apoyo integral a todos los venezolanos conscientes de la realidad, para disponer de recursos económicos y poder usar en el transcurso de esta campaña electoral los medios de comunicación nacionales y locales; para la conformación y promoción de este nuevo proyecto, que no representará los intereses extranjeros, ni oficialistas, ni los de la alta dirigencia opositora, que ha demostrado ser una parte más de este ambivalente sistema establecido por más de 500 años.
Lucas Blanco Acosta
Candidato independiente por la Circunscripción Nº 2 de los municipios Carirubana y Los Taques, del Estado Falcón
http://www.lucasblancoacosta.com